La tarde que yo muera   Cuando la autora se manifiesta tristona, al lector le confunde un poco las ideas. Pepe Antonio